Servicios Orientados a Problemas Intestinales

Cada uno de mis servicios están orientados a encontrar una mejoría exponencial y permanente para tus problemas intestinales y metabólicos, por medio de un enfoque epigenético no convencional que se centra en restaurar el sistema inmunitario.

En Epigenetics 360 te ofrecemos servicios profesionales para que puedas hallar una mejoría permanente para tus problemas intestinales por medio de métodos eficaces y no convencionales, sustentados por la ciencia y con calidad garantizada.

Los Programas E360 están creados para darte toda la comodidad posible de un servicio online que podrás hacer a tu ritmo, pero a la vez con mi seguimiento y acompañamiento diario de manera personal. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

Dónde has llegado; a una Permeabilidad Intestinal Aumentada

El síndrome de permeabilidad intestinal aumentada (“Leaky Gut Syndrome”, Síndrome del Intestino Permeable, en inglés, donde es más conocido) es cada vez más frecuente en la población, llegando a padecerlo actualmente casi el 80% de esta, aunque no sean conscientes de ello debido a las diferentes manifestaciones sintomatológicas (y grados) que puedes presentar, además de las intestinales. Esto hace, también, que muchos profesionales médicos convencionales ni lo tengan en consideración. Unos ejemplos de síntomas o trastornos relacionados con ello, son los que te muestro continuación:

permeabilidad intestinal síntomas

Síntomas de la Permeabilidad Intestinal

Existen diferentes tipos de intestino con hipermeabilidad intestinal aumentada, a tratar de manera diferente, así como diferentes niveles y fases. En la imagen de la izquierda podrás ver a continuación los síntomas del intestino permeable más claros para considerar si es tu caso.

Si te identificas con 2 o 3 (o 1, dependiendo de cuál), posiblemente presentes cierta inflamación sistémica ya producida por fases iniciales de aumento de permeabilidad intestinal; en este caso, con ciertas pautas personalizadas se solucionaría y se prevendría la aparición de problemas autoinmunes.

Si contestas que sí a 4 o más, te encuentras casi seguro en una fase más avanzada donde en breve (si no se ha hecho ya) empezarán a manifestarse problemas autoinmunes. En estos casos, el seguir una asesoría y programa es indispensable para solucionar el problema y evitar trastornos de mayor gravedad. 

Tu Cambio Empieza Aquí, y Hoy

Mucha gente cree que todo se reduce a mejorar la alimentación o empezar a seguir tratamientos complicados. Si bien la nutrición es un pilar clave de cualquier asesoramiento, nos encontramos cada vez con más casos en los que siguen padeciendo muchos de los síntomas llevando una vida a nivel alimentario más que decente.

Frente a este escenario, mucha gente desiste.

El problema persiste cuando tu sistema inmunitario ha llegado a un estado de meseta donde difícilmente podrás restaurarlo y recuperar su equilibrio de manera convencional con nutrición y 4 clases de meditación para reducir el estrés. Todo va más allá y se ha de trabajar desde una perspectiva de cambio profundo en muchos aspectos que han dejado KO a nuestro sistema de defensa.

El objetivo de este programa y acompañamiento es, como ya puedes deducir, trabajar diferentes aspectos y puntos de manera profunda, como nadie antes quizás te haya mostrado, y conseguir apropiarte de nuevo de tu sistema inmunitario y hacerlo trabajar a tu favor de nuevo. Una vez consigas esto último, todo irá a mejor de manera inevitable.

¿Cómo te suena eso? ¿A mágico o muy esotérico? Déjame decirte que el único límite en tu camino a la recuperación en muchos de los casos lo pones tú mismo/a. Y cuando entiendes eso, tal y como lo hice yo, todo empieza a cambiar.

Obviamente vivimos en un mundo en el que existen por desgracia muchas enfermedades que vienen de mutaciones graves a nivel genético durante el desarrollo embrionario, pero, ¿realmente crees que el 80% de la población sufre de estos defectos congénitos? Por lógica, deberías concluir que eso va totalmente contra la evolución de una especie.

El único límite en tu camino a la recuperación eres tú mismo/a. Cuando entiendes eso, todo cambia

Lorena Ledinez

Neuroinmunología Emocional – Aprópiate de Tú Sistema Inmunitario

Muchos creeréis que prevenir enfermedades o mejorar u obtener el equilibrio o salud es cuestión de alimentación, hábitos (fumar, etc) y ejercicio físico.

Efectivamente, son puntos relevantes que nadie podrá discutir su efecto sobre los genes (epigenética, la base de la cual partimos en todos los programas).

Pero hay un factor epigenético que nadie tiene en cuenta o le da la importancia que se merece, y por el cual muchos planes convencionales fallan por no contemplar todo desde una visión realista y 360. Estamos hablando del efecto que tienen sobre nuestra biología las vivencias vividas y no gestionadas de manera correcta, las creencias que tenemos sobre ciertos temas, la manera en cómo nos comportamos y expresamos frente a ciertas situaciones, etc. ¿Y que significa que tienen un efecto sobre nuestra biología? Sigue leyendo.

Seguro que estarás pensando que todo esto es cosa psicológica. Nada más lejos de la realidad. Todo esto tiene un efecto hormonal y genético igual que lo tienen la alimentación, etc. Todo esto provoca una afectación al sistema inmunológico, y este, recordemos, es el guardián que nos protege de todas las enfermedades sean las que sean. En resumen, quédate con que toda emoción (del tipo que sea) general un impulso neurológico, este un impulso hormonal, y este un efecto en el sistema inmunitario que lo reprimirá o lo potenciará.

¿Y qué nexo tiene esto con problemas intestinales? Recuerda que el intestino es el 80% de nuestro sistema inmunitario y la primera red neuronal que se forma en la gestación.

¿Y qué has de hacer? Empieza hoy a tomar las riendas y responsabilizarte de tu salud, ¡tú eres el máximo responsable de ello! Cada vez somos más los que entendemos de verdad cómo funciona esto, ¡únete al movimiento 360!

Un enfoque en nutrición clínica es clave, pero centrarse solo es eso por desgracia hoy en día en quedarse a más de la mitad del camino en la mayoría de casos. La nutrición tiene que seguir una estrategia que acompañe al trabajo neuroinmunológico. No solo mejorarás en este problema que ahora te acompaña, sino en muchos aspectos de tu vida.
Tú pones los límites, así que tú los derribas

Lorena Ledinez

¿Tienes alguna consulta?