La enfermedad de Crohn

¿Sabías que existe una enfermedad inflamatoria intestinal que genera inflamaciones en los intestinos, y de no ser tratada a tiempo puede desencadenar en cáncer o daños irreversibles? Esta es la enfermedad de Crohn. Conoce todo al respecto y aprende a tratar este problema.
enfermedad de Crohn

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal que causa inflamación (en muchos casos crónica) del tracto intestinal, siendo las zonas bajas tanto del intestino grueso (el recto y el colon) como del intestino delgado (el íleon), las más afectadas en la mayor parte de los casos.

Esta enfermedad es catalogada como una afección crónica, la cual pueden padecer muchos pacientes a lo largo de su vida, así como también, existe la posibilidad de que desaparezcan los síntomas por un período de tiempo, y luego vuelvan a aparecer tras otro período.

En la actualidad no existe una cura para la enfermedad de Crohn; sin embargo, con un tratamiento multidisciplinar NO medicamentosa dejando de lado también los típicos consejos generalistas de dietas saludables , se puede alcanzar a una gran mejoría, y en gran parte de los casos, el paciente puede llegar a pensar que ha encontrado la solución definitiva ante tal padecimiento.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

Como ya mencionamos anteriormente hay dos zonas que suelen tener más riesgo de inflamación: el íleon o la parte baja del intestino delgado, y el recto o colon, la zona baja del intestino grueso; así, podemos indicar que los síntomas pueden variar dependiendo de la localidad de la inflamación, pero en la mayor parte de los casos, los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Fiebre
  • Diarrea, en algunos casos con sangrado rectal
  • Dolor abdominal acompañado de cólicos
  • Pérdida de apetito y pérdida de peso

Otros síntomas menos frecuentes, y que suelen aparecer en la etapa avanzada de la enfermedad son:

  • Úlceras o afecciones en la piel, o en la boca
  • Fístula anal
  • Dolor en las articulaciones
  • Inflamación en el hígado

También, existe una etapa de complicación, cuando ya la enfermedad ha avanzado de manera crónica a lo largo del tiempo sin recibir un tratamiento adecuado, y se puede llegar a presentar lo siguiente:

  • Cáncer de colon
  • Fisura o desgarre anal
  • Fístula anorrectal
  • Ruptura o desgarre del intestino
  • Obstrucción intestinal u obstrucción anal

En muchos de estos casos puede ser necesaria una cirugía, y algunos especialistas recomiendan realizar dicha cirugía en las etapas tempranas de la enfermedad, ya que de acuerdo al progreso de la misma, la posibilidad de llegar a tales complicaciones aumenta paulatinamente. A veces, una decisión poco acertada sin intentar abarcar de otra manera complementaria el problema.

Causas y prevención

Lamentablemente los ensayos clínicos no han podido dar con el origen único o la principal causa de esta enfermedad. En especial porque es el propio sistema inmune que ataca erróneamente al tejido sano y lo destruye, provocando así las inflamaciones.

¿Cuál puede ser el origen de tal error? Aún se desconoce, lo que la ciencia cubre son las hipótesis de los posibles escenarios o factores que podría dar pie al origen de la enfermedad, entre ellos tenemos:

  • El ambiente: malos hábitos alimenticios, la higiene, entre otros.
  • La genética: según estudios, se ha determinado que la persona que padece la enfermedad de Crohn, tiene un pariente cercano, o incluso lejano, que presenta alguna enfermedad inflamatoria intestinal.
  • El tabaquismo: de acuerdo a otras investigaciones, en una parte de los casos se puede deducir que el tabaquismo es un hábito frecuente en el paciente que padece de la enfermedad.
  • Problemas inmunológicos: Las reacciones bruscas del sistema inmune a la hora de atacar bacterias sanas que forman parte del intestino, produciendo así la destrucción del tejido, y posteriormente la inflamación de la zona.

No obstante, estos factores son realmente generalistas, y se ha de profundizar de manera individualizada. Además, la relación del sistema inmune con el sistema nervioso entérico (intestinal) es mucho más que estrecha, y lo que está claro que todo este entorno inflamatorio es sinónimo de una permeabilidad intestinal aumentada provocada por X factores. Para mí, unos de los focos a los que doy más importancia.

¿Cómo prevenirlo? Como siempre, la causa es multifactorial y altamente individualizaza. Lo que sí debemos dar por hecho es que existen planes de tratamientos con especialistas calificados para combatir la afección de Crohn, y en lo posible, reducir la mayor parte de sus síntomas.

Diagnóstico

Existen ciertos estudios que suelen realizar para detectar que se trata efectivamente de la enfermedad de Crohn, independientemente de los síntomas que el paciente presente, puesto que, otras enfermedades pueden dar como resultado síntomas similares. Estos estudios son:

  • Colonoscopia
  • Resonancia magnética
  • Análisis de heces y sangre (en especial si existe evacuaciones con sangre).

Otro dato relevante que se debe señalar es la posible existencia de un familiar que padezca de la enfermedad, ya que, como se explicó anteriormente, uno de los factores que pueden ser catalogados como posibles causas es la genética.

Tratamiento para el síndrome de Crohn

En vista de que no existe un tratamiento médico convencional factible para resolver la enfermedad de Crohn, los especialistas en medidas generales suelen recetar fármacos, como corticoesteroides y antiinflamatorios, para poder aliviar los dolores producto de la afección intestinal. Algo que alivia inicialmente, pero pasa factura por otros lados si se sigue utilizando de manera crónica.

Otros médicos, tienden a recetar fármacos inmunomoduladores que son capaces de disminuir las acciones que realiza el sistema inmunitario; sin embargo, no son aconsejables, puesto que la mayoría de ellos producen efectos secundarios conforme pasa el tiempo, y pueden generar otras afecciones en órganos como el hígado, o alguna complicación mucho más grave como linfoma (cáncer de los glóbulos blancos de la sangre). Lógico, cuando lo que se está haciendo es suprimir a nuestro sistema inmune. Sigue sin ser la solución, solo tapa el problema.

El consumo de probióticos también puede mejorar la reducción de la inflamación, pero es necesario conocer la historia clínica del paciente, y detectar si realmente es una solución viable y cuándo lo será; de nada sirve la suplementación sin un plan a medida y con pautas por fases.

Por otra parte, las dietas favorecen la disminución de los síntomas; no obstante, no existe un estudio científico que avale que con una dieta balanceada exista la posibilidad de que desaparezca la enfermedad intestinal. Lo que sí podemos asegurar, es que las dietas ayudan a recuperar los nutrientes que perdemos en caso de diarreas, u otros síntomas que forman parte del síndrome. Pero, para ello, la barrera intestinal debe estar intacta, hecho que no se suele tener en cuenta tampoco al prescribir ciertos planes nutricionales clínicos.

Entre los últimos casos de tratamiento, tenemos la intervención quirúrgica, ya mencionada anteriormente, y la hospitalización, cuando la enfermedad avanza al grado de generar complicaciones en la vida del paciente y sea necesaria la hospitalización.

Terapias complementarias a la medicación tradicional

En Epigenetics 360 creemos que existen soluciones más allá de prescindir de un fármaco por el resto de tu vida, en especial, porque los medicamentos producen efectos secundarios con el pasar de los años, y puede poner en riesgo tu salud.

No podemos desprestigiar la existencia de los medicamentos, pues, en casos como el cáncer, realmente son indispensables; lo que queremos mostrar es que nuestro organismo está creado para ser capaz de evolucionar, y por eso nuestro propio sistema es capaz de combatir las enfermedades si le ayudamos de la manera correcta. Creemos que con un buen plan multidisciplinar clínico, tanto a nivel de fármacos, como soluciones naturales, es posible encontrar una solución para las enfermedades inflamatorias intestinales.

Si te sientes preparado o aún tienes dudas acerca de la efectividad del tratamiento, contáctanos, o reserva tu sesión de descubrimiento gratuita con nuestra especialista Lorena Lendinez, de esta manera, podrás hablar directamente con ella y exponer tu caso, y así, poder realizar un diagnóstico exhaustivo de ese problema que está afectando a tu salud metabólica y funcional.

Recuerda, muchos dicen que no existe la cura del cáncer, pues no hay fármaco que lo avale; sin embargo, son muchas las personas que han logrado superar esta enfermedad por medio de un buen plan de tratamiento combinado, a pesar de que la medicina convencional por sí sola no lo hacía.

Lo imposible es una barrera, y si te dicen que padeces de la enfermedad de Crohn y que no tiene cura, no pierdes nada con intentarlo, pues para un médico convencional «no hay cura» significa que no existe un tratamiento efectivo que corte por completo la afección, pero para ti, quizás exista la esperanza de salir de esta enfermedad.

Redes Sociales:

Últimos Posts

flatulencias
Trastornos Gastrointestinales

Flatulencias: Aprende a combatirlas

Esas molestas expulsiones de gases intestinales que solemos tener se les conoce como flatulencias. Descubre los mejores tips para combatir y poder controlar este problema.

Leer Más >>
enfermedad de Crohn
Trastornos Gastrointestinales

La enfermedad de Crohn

¿Sabías que existe una enfermedad inflamatoria intestinal que genera inflamaciones en los intestinos, y de no ser tratada a tiempo puede desencadenar en cáncer o daños irreversibles? Esta es la enfermedad de Crohn. Conoce todo al respecto y aprende a tratar este problema.

Leer Más >>
síndrome del intestino irritable
Trastornos Gastrointestinales

El síndrome de intestino irritable

El síndrome de intestino irritable es ampliamente utilizado básicamente como diagnóstico de descarte y sin «cura». No es así, descubre aquí todas las posibles soluciones al respecto.

Leer Más >>
meteorismo intestinal
Trastornos Gastrointestinales

Meteorismo y gases intestinales

El exceso de gases intestinales (o estomacales) e hinchazón, es conocido como meteorismo. No obstante, el meteorismo suele ser normal, aprende cuando no lo es.

Leer Más >>

¿Quieres hacer una consulta?